30 may. 2011

#06

Odio cuando quiero a alguien tanto que me vuelvo dependiente de él o ella. Lo odio, porque sé que normalmente las cosas acaban, sé que todo tiene un principio y un final. Y tener que decir adiós a una persona que quiero, a una persona que se a convertido en parte de mi vida es algo de lo que estoy cansada de hacer.


He tenido que decir adiós a personas que lo eran todo y no quiero volver a sentirme mal. Intento por todos los medios no querer a las personas o al menos no tanto; pero mi mente quiere una cosa y mi corazón hace otra, cada uno va por su camino. Mi mente intenta protegerme y mi corazón me expone a todos los riesgos.


Creo que ya he sufrido lo suficiente, por esto que llaman "amor", ya va siendo hora de disfrutarlo. Ya he empezado, pero esta vez será diferente pienso darlo todo desde el principio, porque me niego que cuando esto acabe -si es que acaba-, preguntarme que habría pasado subiera hecho algo y por miedo no lo hice.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario