15 jul. 2011

#47

Escribir los que sientas, lo que pienses, sin pensar en lo que podría pasar, en las consecuencias que podrían tener dichas palabras, en el daño que podrían hacer. 


La palabra es un arma de doble filo, puede calmar penas, conseguir deseos o puedo hundirte, puede desmembrarte y que tan sólo sientas dolor, pena y soledad. 


A veces es bueno dejarse llevar, hacer y decir lo primero que se te ocurra, pero siempre ten en cuenta que cada acción con lleva su reacción. Y que no te extrañe si esas personas a las que has desmembrado no están ahí cuando decidas usar el lado bonito de la palabra.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario