7 ago. 2011

#71

No necesito que me recuerden lo malo que he hecho, ni mis defectos, eso ya lo tengo grabado en la mente como un tatuaje pero peor, porque siempre reaparecen en los momentos menos oportunos. 


Necesito que en los malos momentos me recuerden las cosas buenas que he hecho y las pocas virtudes que tengo, porque esos recuerdos son los primeros que se me olvidan, los primeros que se desvanecen. Así que ya se acabo dar más oportunidades, esperar cosas buenas de alguien que sólo saca lo peor que tienes, que siempre esta ahí para decirte tus fallos, para recordarte donde has cometido errores, pero que cuando haces algo bueno, cuando consigues una meta... no esta ahí.


Es como si se le olvidará todo bueno que he hecho, todos los tratos que he cumplido y todas las victorias que he conseguido. Se acabo, estoy demasiado cansada como para dar más oportunidades o como para hacer como si esto no me hubiera dolido.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario