6 oct. 2011

#140 [ Segundo cuento de Eme Soñador de Sueños. ]

Había una vez un niño que le dijo a su amiga que quería verla en el parque porque tenia que pedirle algo importante. Cuando la niña apareció empezaron a hablar y le dijo que tenía que pedirle un favor a lo que la niña le dijo que era su amiga y que podía confiar en ella y que haría lo que pudiera por él.
El niño empezó a contarle que su padre había encontrado trabajo y que se tenían que ir a vivir lejos y que no sabia si algún día volvería. Ella le dijo:
-No quiero que te vayas –y él tampoco quería irse. 

Él comenzó a hablar:
-El favor que tengo que pedirte es que hay una niña de la que estoy enamorado y nunca se lo he dicho.
Y ella sorprendida le dijo qué quería que ella hiciera.
Él sacándose algo del bolsillo se lo dio a ella diciéndole:
-Quiero que le des esto -era un cuadro enmarcado, lo puso contra su pecho y lo envolvió en un trapo rojo.
Ella todavía no se había dado cuenta de que era y le pregunto:
-¿Qué es eso?
-Es la foto de la chica a la que más quiero y que a partir de ahora ya no podre ver cada día, quiero que se la des.
Ella le respondió:
-¿Y dónde la puedo encontrar?
-Tú la conoces muy bien y sabes quien es, ahora tengo que irme, pero hazlo por mi.
Ella le dijo que lo haría y él se fue diciéndole un “te echaré de menos” al que ella contesto con un “yo también”.
Lágrimas se empezaron a escurrir por la cara de la niña que veía a lo lejos como su amigo se iba perdiendo entre los arboles.
Cuando se dio cuenta había caído de dentro de la tela roja una nota al suelo en la que se podía leer: "esta es la foto de la chica más maravillosa y más especial con la que he pasado los mejores ratos, y es la persona a la que más quiero". La niña ante la curiosidad le dio la vuelta al cuadro enmarcado y vio su reflejo en él, porque era un espejo.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario