23 oct. 2011

#177

No soy fuerte, ni valiente.
En realidad soy débil, pero no lo exteriorizo, supongo que por eso las personas creen que soy fuerte. 
Pocas son las personas que me han visto derrumbarme, 
y mínimas las que me hayan visto llorar.
Ya son pocas las lágrimas que me quedan,
y mínimas las fuerzas.
Ahora mismo se me ocurren poco nombres de personas que realmente me conozcan,
pero no me importa.
No soy una fácil de tratar. 
Me consideran buena persona, aunque aun no he visto ningún motivo para creermelo.
Dicen que en mis palabras, cuando muestro mi alma
hay pureza.
¿Pureza? 
Quiero a tantísimas personas,
y echo de menos a muchísimas otras.
Necesito a unas pocas.
Y ahora mismo sólo deseo estar con dos.
Sí, tengo sueños.
Pero no, no creo que llegue a conseguirlos.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario