22 nov. 2011

#235

Y aunque la Soledad de vez en cuando venga a hacerme una visita. 
Dime... promete, que tú seguirás ahí. 
Aunque no te pueda ver, 
dime que cuando susurre tu nombre aparecerás con una sonrisa y me abrazarás.
¡Prometemelo!
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario