4 dic. 2011

#254

Ahora, en este preciso momento vuelvo a ser una niña pequeña que necesita a su protector. Que necesita a esa personas que hace que se sienta segura, que le hace creer que todo saldrá bien. 
Ahora más que nunca te necesito, sí... a ti.
Me cuesta respirar, me cuesta mantener los ojos abiertos y siento como mi estuvieran vaciando mi cabeza. Sólo me queda una cosa. Una cosa que martillea mi mente y es el recuerdo que tuve alguna vez de que de verdad las cosas podrían acabar bien, que tendrían esos "finales felices".
Imagino que esto se me pasará, imagino... que como todo, esto también llegará a su fin. Que sólo ha sido un mal día, ¿verdad?
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario