11 dic. 2011

#266

Todo se acaba, es algo inevitable y es lo primero que has aprendido y lo único que no se te ha olvidado con el paso del tiempo. Todo tiene un principio, con un final... aunque no sepas cuando será o, cómo... aunque te niegues ha aceptarlo... sabes que ahí esta. 
Pero sabes hace tiempo, dijiste por primera vez siempre. Es un concepto difícil de cumplir. Estar ahí siempre, pase lo que pase... durante este tiempo lo has cumplido, no has tenido motivos para no hacerlo, él también ha estado a tu lado. 
Pero ahora se ha ido, no es la primera vez que lo hace... pero sí es la primera vez que no tienes esa sensación, esa que te dice que volverá. Que seguiréis estando el uno para el otro. Esa sensación se desvaneció desde el momento en el que leíste que ya se tenía que ir... cuando leíste las últimas dos palabras de ese mensaje. Sí, esas... ese "te amo" que a él tanto le cuesta decir, pero que tú sabes que siente de verdad. Y que según él, tú le has ayudado a decir, que por ti... es capaz de decir otra vez después de mucho tiempo lo que siente. 
Sólo te queda esperar, como siempre. Una cosa que tienes claro es que con él ya tienes mucha más paciencia que antes. No hace otra cosa que hacerte esperar... Y pensar que fue él el que te dijo que no debías esperar a nadie... tiene su gracia... bendito sea su sarcasmo. Pero sólo esperas por un motivo, uno que no te quitas de la mente.
Él es tu Peter y tú eres Campanilla. Pero esta vez, él es el que tiene las alas... y te lleva, ahí arriba... hacía las nubes. Donde sólo vosotros sabéis donde esta la gran tienda, donde empezó toda esta historia. Donde ese día... que tú jamás olvidarás, supiste que habías encontrado a la persona más importante de tu vida.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario