3 feb. 2012

#328 [ Escrito por Vicky. ]

Buenos días, tristeza.


Me he cansado de esperar que salgas de mi cama, que me dejes de abrazar, que no me toques cuando duermo. Hay momentos de lucidez, que me recuerdan que te irás. Pero luego llegan los sueños que se trasforman en pesadillas. O en fugaces recuerdos, en rápidos momentos que pasan por mi cabeza que hacen que duela, que se estruje mi corazón. Y que las sonrisas se conviertan en lágrimas. 


Me he dado cuenta de que ya no te necesito, que ya no necesito la mayoría de las cosas por las que ahora estoy triste, por las que duermes a mi lado cada noche. Tristeza, puedes hacerme compañía, puedes hacerme daño pero nunca seré tuya. Nunca dejaré que te encargues de mi completamente, no dejaré que me hundas. Y si pasa, será porque me habré hundido sola, sin ti. 
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario