22 feb. 2012

#364

Jugar a juegos de críos cuando ya no lo eres.


Puedes que no tenga treinta años y que no me hayan pasado mil y una experiencias, pero las que he vivido, las que me han pasado han hecho que sepa y que entienda que todo se acaba. Que todo tiene una fecha de caducidad un límite. La vida, las amistades, los amores, las ilusiones, a veces incluso hasta la esperanza de que un día todo irá mejor. 


Todo se acaba, aun que duela, aunque no lo desees, aunque intentes hacer mil cosas para arreglarlo pero no puedas o no sirvan de nada. Al final lo único que queda, es aceptar todo lo que pase e intentar sonreír y asumirlo.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario