8 mar. 2012

#396

Normalmente tus palabras producen en mi una sonrisa incontrolable, y una euforia que no me produce nadie. Normalmente, tus palabras producen en mi la fortaleza de la que normalmente carezco. Normalmente, haces que me estremezca con cada te quiero o con cada comparación del universo. Normalmente, necesito tus palabras.


Pero a veces, tus palabras hacen que me falte el aire; que quiera llorar y que quiera gritar. A veces, tus palabras hacen que odie esto, que te odie a ti y que me odie a mi por no poder hacer nada. A veces, tus palabras hacen que tenga miedo; miedo a que se vuelva a producir nuestro adiós, pero que este... sea el definitivo. A veces, a veces que me tiemblen las manos y que mi visión se nuble. Haces que mi frustración aumente y que quiera romper la promesa que hice hace mucho tiempo.


A veces... odio ese día que normalmente amo.
Hoy sólo te pediré que no olvides nuestra tienda. 
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario