15 mar. 2012

#403

Erase una vez unos niños que estaban perdidos y que por varios motivos, que ahora no vienen al caso, se conocieron.


Uno llevaba consigo un halo de misterios que él se había impuesto, la niña simplemente estaba perdida sin saber de donde venía ni a donde quería o pensaba ir. Al encontrarse “decidieron” ir juntos; al menos el tiempo que ambos quisieran, en realidad no lo decidieron simplemente comenzaron ha andar.


En el camino que habían recorrido tuvieron varias vivencias que hicieron que los dos niños confiaran el uno en el otro. El niño, empezó a dejar un poco de lado ese halo de misterio aunque a veces lo volvía a sacar en todo su esplendor. La niña, simplemente volvió a sonreír.


Un día, los niños estaban hablando y de repente la niña le dijo que siempre estaría a su lado, que no se iría nunca, a no ser que él quisiera.


En ese momento la niña, le prometió un siempre, le prometió algo en lo que nunca había creído, pero que sabía que por él lo podría cumplir.

~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario