20 abr. 2012

#433

Miradas en silencios, que dicen mucho más que las palabras. 
Sonrisas picaronas, que sólo quieren una cosa. 
Mordiscos eternos, que devoran cada centímetro de nuestras pieles. 
Caricias, que harán que los escalofríos se apoderen de mis músculos. 
Besos que aumentaran mi respiración y los latidos de mi corazón. 
Leves risas nerviosas, producidas por la euforia del momento y los nervios que nos acompañan.
Susurros, que nos llevarán a nuestro paraíso particular.


Uno de esos susurros dirá algo que ya sabes, pero que simplemente servirá para recordar lo obvio... soy tuya, pero no se me ha olvidado que tú también eres mío y que tus labios son para mi.


Cuando estemos juntos, tendremos nuestro paraíso particular, pero será un poco distinto al tradicional, en el nuestro haré mucho calor, tenemos un lugar reservado en el infierno...
 ~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario