22 abr. 2012

#437

Es sencillo, no eres nada. No eres ni un referente, ni un apoyo. Nada. Y tampoco busco que las cosas cambien, sé que ya es imposible. Tan sólo, ya que no me vas ha ayudar al menos no intentes joder mis planes.


No pienso ser como tú, ni seguir tus pasos; ni nada por el estilo. Lo único que tendremos en común serán los genes, y a veces hasta lo dudo, pero nada más. Así que ya que llevas unos dieciocho años haciendo de banco, no veo el sentido de cambiar las cosas ahora. Tú tendrás tu opinión, perfecto. Pero esta vez no las vas a imponer sobre la mía, ya que tengo dieciocho años los tendré para lo bueno y para lo malo.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario