23 may. 2012

#472

No olvido las promesas que hago, incluso las que no he cumplido.


Al principio, dolía un poco el hecho de no poder ser fiel a mis palabras. Pero con el tiempo, con mucho tiempo, he "aprendido" que por mucho que lo intente, hay cosas que deben morir o al menos, quedarse un tiempo -no se sabe cuanto- en un coma profundo, hasta que decidan despertar de nuevo. 


Sí, es un poco triste pero es la verdad. Al menos, mi verdad. Con este último movimiento, con esta última acción ya he asumido que aquí no me retiene nada. Sí echaré a muchas personas de menos, pero nada más. No hay nada, ni nadie que me "obligue" a quedarme, mi tiempo ya ha terminado ¡Por fin! 


Ahora sólo queda dar el último paso, buscar la forma de salir. En teoría es lo sencillo. Espero no tardar mucho en conseguirlo.
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario