30 jun. 2012

#501 [ Oh, mi querido ángel solitario. ]

Una carta que nos recuerda que llegamos demasiado tarde. Que el camino lento, fue demasiado lento. Y que la esperanza aunque nunca la perdió, se termino desvaneciendo.


Oh mi querido solitario, ¿no te das cuenta? Das esperanzas, pero sabes que los días se les harán corto, que la fuerza se irá, y que un día aunque sea dentro de muchos años, se tendrán que quedará sólo el recuerdo de lo vivido antes de que ellos también se apaguen.


Oh mi querido solitario, todos se quieren quedar ¿no sabes el motivo? Les das más de lo que jamás podrían haber imaginado si no te hubieran conocido. Les dar recuerdos, historias, sentimientos que creían nulos en ellos. 


Oh mi querido solitario, las fuerzas de una de tus acompañante ya se van desvaneciendo, y aunque este puede ser vuestro último viaje, sólo os pide una cosa. No la olvidéis. Porque aunque sabe que no ha sido la única y aunque sabe que no será la última, sólo quiere seguir viva en vuestro recuerdo. 


Oh mi querido solitario, recordad esas dos últimas palabras. Esas dos palabras que sólo dijisteis una vez, aunque las sentisteis siempre. 
~Miss.

No hay comentarios:

Publicar un comentario