16 jul. 2015

Admito que te he echado de menos. 
Admito que te echo de menos. 
Admito que me he preocupado por ti como siempre que desapareces. Admito que esta vez ha sido diferente. 
Admito que ya no estoy segura de si esto “terminará bien”.
Admito que duele más de lo que podía imaginar, y vale que soy masoquista pero aun así todo tiene un límite y admito, que pienso que tal vez vaya siendo hora de usar la palabra de seguridad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario